Defensa del liderato ante un Melilla muy incómodo como local

23 noviembre, 2017
  • Los granates rendirán visita a tierras norteafricanas en la matinal del domingo buscando prolongar su racha positiva

Otra piedra en el camino para un CBM que quiere mantener su condición de líder una semana más. Esta vez el rival es el Gimnástico de Melilla a domicilio, por lo que los granates deberán tomar el primer avión de la temporada para desplazarse al continente africano y disputar este encuentro ante un incómodo rival, especialmente en su propio feudo. El hecho de jugar el domingo por la mañana hace más complicado todo, ya que los de Escribano deberán pegarse un buen madrugón, pero buscarán hacer valer su condición para sacar los puntos. El duelo se jugará el domingo a las 12:00 en el Pabellón Lázaro Fernández de Melilla con arbitraje de la pareja madrileña formada por Mauro Montero Suárez y Enrique Pérez González.

No será nada fácil la misión en Melilla porque el Lázaro Fernández es una de las pistas más complejas de la categoría. El desplazamiento, con viaje a Málaga y posterior vuelo a la ciudad norteafricana, convierte la tarea en algo más complicada, pero todos estos avatares se conocen desde el inicio de la competición y el Cajasur deberá sobreponerse a las dificultades que rodean a este partido especial para sacar dos puntos que le permitan seguir en el liderato.

Un liderato que ocupan los de Escribano gracias, entre otras cosas, a que no pierden desde que lo hicieran en Fátima ante Málaga el 7 de octubre. No es que no hayan perdido, es que desde ese día contabilizan sus seis partidos disputados como victorias, aupándose a un preciado liderato con tres puntos de margen sobre el Maracena y cuatro sobre la propia escuadra malagueña, teniendo en cuenta, eso sí, que los costasoleños han disputado dos partidos menos.

Tras la derrota en Fátima ante Málaga han caído bajo el yugo granate consecutivamente Algeciras, Tenerife, Triana, Ingenio, La Salle y Montequinto, siendo especialmente importante la victoria ante el cuadro sevillano, uno de los equipos que optan a conseguir una de las dos plazas de fase de ascenso.

En lo que respecta a este partido y el rival, un Gimnástico Melilla instalado en la zona media de la tabla, el técnico granate Jesús Escribano resaltó que “es un equipo con dos caras muy distintas. Cuando viajan dan un perfil más bajo, pero en su casa se muestran muy competitivos y agresivos. Tienen un bloque que en su mayoría forman parte de la promoción del 97, que lo hizo muy bien en juveniles tanto de primer como de segundo año, siendo quinta en el Campeonato de España”.

Sobre las cualidades y características del cuadro melillense, Escribano desgranó que “su principal arma en defensa es la intensidad, defienden 6-0 pero muy profundo y agresivo, buscando presionar mucho al jugador con balón aprovechando su fortaleza. Salen al contraataque muy rápido y en estático trabajan bien las situaciones de 1×1, del que sacan muchas opciones de lanzamiento en proximidad y siete metros”.

En lo que respecta a su propio equipo, el mister granate apuntó que “nosotros debemos de seguir con el juego rápido y continuo y buscando situaciones de penetración, aunque mejorando la conexión con los extremos y el juego con el pivote. Luego en defensa hay que estar muy atentos a no dejar espacios y a las ayudas que nos permitan tener ventaja en los 1×1”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Tweets

Temporada 2014-2015