El Cajasur CBM se abona a la heroica para seguir vivo en Plata

8 abril, 2017
  • Los granates consiguieron derrotar al Carabanchel con un gol en el último segundo de Juan Ruano que acerca la salvación

IMG_3147a

Épico, heroico y todos los calificativos de ese estilo que se le quieran buscar. El Cajasur CBM estaba en la UVI a falta de minuto y medio para el final del partido, perdiendo por dos tantos y con el descenso casi a la vuelta de la esquina. En ese momento, una defensa abierta casi en el centro del campo y un arranque de raza provocaron que los de Escribano anotaran tres tantos consecutivos, el último de ellos in extremis de Juan Ruano, para sumar dos puntos importantísimos que le acercan a la salvación tras la derrota de Nava en Zarautz. Los segovianos son ahora el rival a cazar por el Cajasur, que está a dos puntos y debe medirse a ellos en la última jornada.

No vino ni mucho menos como comparsa el cuadro madrileño, liderado por un jugadorazo como es Juan Muñoz de la Peña. El prometedor primera línea canalizaba todo el juego ofensivo de los suyos, destacando en los primeros compases y dándole la iniciativa en el marcador a los suyos, que desplegaban un juego fluido y alegre en ataque.

Mientras, al Cajasur le costaba algo más elaborar sus ataques, topándose además con Lucas Rico en la meta madrileña, Lucas es hijo de una leyenda del balonmano nacional como es Lorenzo Rico. Con ese panorama, al cuadro de Escribano se le empezó a poner cuesta arriba la contienda desde el principio, pero los granates supieron reaccionar a tiempo.

Tras un periodo de juego en el que Carabanchel manejó rentas de uno y dos goles, un tiempo muerto local sirvió para ordenar ideas y el Cajasur se puso por delante por primera vez en el partido con un tanto de Leo Ceballos en el minuto 24 (9-8). Desde ahí hasta el descanso los de Escribano jugaron sus mejores minutos, marchándose a vestuarios con tres tantos de renta gracias a un latigazo a falta de cinco segundos de Francisco Morales, que puso un 13-10 victorioso para el Cajasur, una renta excesiva y que hacía presagiar una segunda parte más placentera de lo que resultó.

Sobre todo porque el principio fue positivo para un CBM que parecía dispuesto a dejar sentenciado el duelo justo a la salida de vestuarios. Los goles de Morales y el control defensivo cordobés mantenían a raya a un Carabanchel que parecía algo perdido. La renta se fue hasta los cuatro de máxima (15-11), pero a partir de ese momento el Cajasur se bloqueó y todo empezó a ir mal.

Los de Escribano volvieron a caer en sus típicos errores ofensivos y comenzaron una pájara en la parcela anotadora. Completamente bloqueados, cedieron la manija del partido a un Carabanchel que se vino arriba por momentos y el sueño se tornó en pesadilla, porque a falta de once minutos el electrónico reflejaba un 16-18 favorable a los visitantes.

Nuevamente el mister local intentó cortar la sangría con otro tiempo muerto y el Cajasur niveló rápidamente el partido, pero el cuadro madrileño seguía empeñado en aguar la empresa local, jugando con mucha cabeza los minutos decisivos del juego. Jaime Gallado, con dos goles desde su extremo derecho, puso el 22-20 que parecía casi definitivo a dos minutos del final, pero Del Águila recortó en la siguiente jugada aprovechando la inferioridad numérica visitante. Pero todavía quedaba lo mejor.

El Cajasur subió su defensa casi hasta el centro del campo y a falta de treinta segundos Miguel Dublino empató tras un contraataque previa recuperación de balón. No le valía de mucho el punto a los de Escribano, que se exprimieron al máximo para provocar unos pasos visitantes y tener bola para ganar a quince segundos. Tras mover el balón, apareció la figura del veterano Juan Ruano en los seis metros para dejar los dos puntos en casa y poner el 23-22 ante el delirio de la grada de Vista Alegre. La salvación sigue siendo complicada, pero está a tiro. Nava es el rival.

FICHA TÉCNICA: CAJASUR CBM 23–22 BM CARABANCHEL

23.- CAJASUR CÓRDOBA BALONMANO: Ramón Fuentes, Julián Portero (3), Marko Dzokic (4), Juan Ruano (2), José Antonio Jiménez, Leo Ceballos (4) y Nano Ortega (1), José Baena (2), Morales (4), Del Águila (1), Álex Morón, Dublino (2), Pablo Martín, Labraca, Borja y Paco Gallego.

22.- BM CARABANCHEL: Lucas Rico, Álvaro Arenas (1), Gonzalo Arenas, Barroso (3), Julián Feijoo (2), Gallardo (4), Cecilio, Martínez (1), Juan Muñoz (8), Joaquín Olivares, Rubén (1), Alberto, Gonzalo Feijoo (2) y Álvaro Olivares.

ÁRBITROS: Millán y Quintanar (Cataluña). Excluyeron por el Cajasur a Julián Portero y Juan Ruano; y por el Carabanchel a Julián Feijoo, Rubén, Gonzalo Feijoo y Joaquín Olivares.

PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 1-1, 2-4, 5-6, 8-8, 9-8, 13-10 (descanso); 15-11, 15-12, 16-14, 17-18, 19-20 y 23-22 (final).

INCIDENCIAS: Partido de la vigesimoséptima jornada de liga en la División de Honor Plata, celebrado en el Palacio de Deportes Vista Alegre ante unos 500 espectadores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Tweets

Temporada 2014-2015