El CBM abre ante Alcobendas una serie de tres partidos seguidos en casa

IMG_1343a
17 febrero, 2017
  • Los granates buscarán derrotar a la potente escuadra madrileña para dar otro paso de gigante hacia la permanencia

IMG_0529

Diez jornadas restan para el final liguero en División de Honor Plata, un último tercio de competición en el que el Cajasur Córdoba Balonmano busca conseguir su ansiado objetivo de salvación en esta temporada de su reestreno en la categoría tras siete años. Los granates inician esta última fase con tres encuentros consecutivos en Córdoba, recibiendo al BM Alcobendas, al FC Barcelona y al ARS Palma del Río, y con la consigna de seguir haciendo de su condición de local un arma importante. La primera prueba llega ante la escuadra madrileña, siempre aspirante a todo pero a la que los de Escribano confían en poder derrotar para sumar dos puntos vitales.  El duelo, que se jugará el sábado a partir de las 19:00 horas en la IDM Fátima, será dirigido por los colegiados castellano leoneses Luis Ignacio Colmenero Guillén y Víctor Rollán Martín.

Mal panorama se cernía sobre el cuadro granate cuando el Gijón se llevaba los dos puntos de Fátima por la mínima hace tres semanas. Pero desde ese momento el equipo, con unas condiciones muy negativas en forma de lesiones y otros contratiempos, supo rehacerse, haciendo acto de contrición, y conjurarse para sacar adelante la situación. Ya se vio en Zamora con una victoria memorable, que dio dos puntos de oro, y también se vio en Ciudad Real, con una derrota mínima que no reportó beneficio en forma de puntos, pero sí en lo referente al aspecto de autoestima, porque la cara del equipo y sus sensaciones son ahora diferentes.

Fuera del descenso y con un punto por encima del Zarautz, que marca esta frontera, los cajistas encaran tres partidos seguidos en casa, el primero ante un BM Alcobendas que es uno de los equipos más completos de la DH Plata y no se ha distanciado en ningún momento de la temporada de los puestos cabeceros, buscando como objetivo prioritario disputar el play off de ascenso a la Liga Asobal, lugar que ahora mismo ocupan siendo sextos en la tabla gracias a sus 23 puntos, ocho más que la escuadra granate, que dio mucha guerra en Madrid en la primera vuelta, cayendo por tres tantos.

Se trata de una prueba de nivel para un Cajasur que busca recuperar su fortaleza en casa ante un rival de postín, sobre el que Escribano señaló que “está haciendo una temporada excelente con una plantilla muy completa formada por catorce jugadores de gran nivel, lo que les permite realizar cambios en todas sus posiciones sin notarse apenas en su juego”.

La velocidad es la principal arma de los madrileños, ya que “imprimen un ritmo altísimo a su juego, sobre todo en el contraataque y el saque de centro rápido. Además de su contraataque destaca sobre todo su juego de conjunto, son muy completos en líneas generales”.

En lo que respecta a su propio equipo, el técnico cajista resaltó que “debemos ser muy contundentes en defensa y cometer pocos errores, porque ellos penalizan mucho estas situaciones, consiguiendo el 65% de sus goles en acciones de contraataque o saque rápido por lo que en cuanto perdamos balón o hagamos un lanzamiento fácil nos van a castigar”.

Para Escribano, los tres partidos consecutivos en casa suponen una nueva oportunidad de seguir sumando a pesar de la dificultad de los mismos, “volvemos a casa tras dos semanas de tournée por Castilla, son tres partidos como locales que se afrontan con muchas ganas de demostrar esa recuperación en el juego y en la dinámica de conjunto. Esperamos sacar algo positivo en estos tres duelos para que nos aporten más motivación si cabe para el partido de Bordils de dentro de un mes”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Tweets

Temporada 2014-2015