Ganar y esperar es la receta para la permanencia del Cajasur CBM en Plata

27 mayo, 2022

El cuadro granate recibe en Fátima al BM Zamora con la necesidad de sacar los dos puntos y con la vista puesta en Ciudad Real   

Situación límite para el Cajasur CBM, que afronta la última jornada liguera en puesto de descenso y con una salvación que se ha puesto muy cuesta arriba. Los granates reciben al BM Zamora con la necesidad de vencer, pero no vale solo con ello, ya que necesitarán un pinchazo del Alarcos en su casa ante el Alcobendas para poder alcanzar la permanencia. Hablando en Plata, nunca mejor dicho, no dependen de sí mismos. El duelo entre cordobeses y zamoranos se disputará en la IDM Fátima el sábado a partir de las 19:00 horas, con arbitraje de la pareja catalana formada por Oriol Álvarez Boixaderas y Raúl Escoda Pérez.

Con todo resuelto, lo único que falta por concretar es la última plaza de descenso, con Cajasur y Alarcos luchando por evitarla. Ambos equipos están igualados a puntos, pero el gol average particular favorece a los manchegos, lo que obliga al Cajasur a mejorar lo que haga el Alarcos. Ello implica que una victoria alarquista ante Alcobendas mandará a los de Escribano a Primera Nacional, independientemente de lo que sean capaces de hacer en su partido.

El mister Jesús Escribano sabe que la tarea de permanencia para esta última jornada es muy complicada. “La pena es que no dependemos de nosotros mismos, tenemos que ganar a Zamora, que no es fácil, y esperar a que aparezca la suerte y Alcobendas puntúe en Ciudad Real, que tampoco lo es”. Todo ello, en base a lo sucedido el sábado pasado en Aranda. “El partido de Aranda contra Ciudad Real fue algo extraño. Aranda ha hecho una fase de permanencia muy buena, en su casa se ha mostrado inexpugnable, pero, sorprendentemente, Alarcos consiguió ganar allí. Era una posibilidad, sabíamos que no dependíamos de nosotros y seguimos en esa tesitura”.

Sobre las posibilidades de los dos equipos en este fin de semana, el técnico granate reconoció que “creo que Zamora es un rival al que, en casa, con la dinámica que tenemos y con lo que nos jugamos, debemos ganarle. Lo que veo complicado es que Alcobendas gane en Ciudad Real, por la calidad de Alarcos, por lo poco que se juega Alcobendas y por la presión que está metiendo en todos los aspectos el cuadro alarquista. Aunque se trate de otro club, es el heredero del BM Ciudad Real, y eso se nota en todos los sentidos. Por desgracia, creo que tanto nosotros como Alarcos haremos nuestro trabajo”.

A pesar de tratarse de unas fechas complicadas en nuestra ciudad, Escribano quiso hacer un llamamiento de cara al sábado. “A nivel de club estaría bonito que todo lo que nos rodea esté presente en Fátima, porque puede ser el final de un camino, de tres años en Plata, y una forma de despedir a una promoción de jugadores que nos han llevado a disfrutar mucho estas tres campañas. Es un buen momento para homenajearles, independientemente de que se consiga o no la permanencia”.