Vuelta a la competición con la idea de sentenciar el pase a la fase de ascenso

5 abril, 2018
  • Dos puntos ante el Gimnástico Melilla darían al cuadro granate su clasificación para luchar en mayo por el ascenso a Plata

El Cajasur CBM retoma la competición liguera tras el parón propiciado por la Semana Santa recibiendo en Fátima al Gimnástico Melilla. Los granates, que vieron cortada una racha triunfal de diez partidos seguidos tras caer por la mínima en la pista del Montequinto, buscarán volver a la senda de la victoria para dejar sentenciada su clasificación a la fase de ascenso. No será fácil porque los norteafricanos son un equipo rocoso y complicado, con jugadores importantes dentro de la categoría a pesar de estar situado en la zona medio baja, por lo que el cuadro cajista no deberá confiarse en absoluto. El partido dará comienzo el domingo a las 12:00 en la IDM Fátima con arbitraje de la pareja formada por la navarra Alba Curras Estévez y el aragonés Adrián López Marcuello.

Las cuentas para los granates son claras, porque una victoria ante el cuadro melillense les daría la clasificación para la fase de ascenso a falta de cuatro jornadas para la conclusión. Todo ello porque sus dos más directos perseguidores, Montequinto y Málaga, se verán las caras en la última jornada de la competición, y uno de los dos equipos ya no podría alcanzar a los de Escribano, que aventajan ahora mismo a sevillanos y malagueños por siete puntos.

Pero el Gimnástico Melilla no pondrá para nada las cosas fáciles e intentará aguar la fiesta local. El propio Escribano reconoce que se trata de “un partido complicado tras el descanso motivado por la Semana Santa, y más si cabe con las bajas de los jugadores puertorriqueños Nazario y Brito, compitiendo con su selección, que se suman a la de Pablo y a las pequeñas molestias de algún otro”.

Respecto a la plantilla adiestrada por el técnico Faisal Salmi, Escribano destacó que “tienen un equipo que en defensa trata de sorprender al rival, alternando presionantes con otras más cerradas y buscando anticiparse y robar balones para salir rápido a la contra, porque la velocidad en el juego es una de sus virtudes, tanto en el aspecto defensivo como en el atacante, practicando un juego muy vertical, con muchos 1 contra 1, y mucha capacidad de lanzamiento desde media distancia”. Entre los jugadores destacados en las filas melillenses destacan los hermanos Brahim y Yusef Mohamed además del lateral derecho David Álvarez.

El técnico granate tiene claro lo que debe hacer su equipo para superar a su rival el domingo, no es otra cosa que “amoldar nuestro ataque a las distintas defensas que practican, no dejándonos sorprender y cometiendo pocos errores. Además, en defensa somos conscientes de que parar los unos contra uno requerirá máxima concentración e intensidad”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Tweets

Temporada 2014-2015